La verdad sobre la marihuana y la depresión

Si bien aún no hay nada concluyente, se ha visto que una pequeña dosis de cannabis podría ayudar a combatir este trastorno siquiátrico.

Por Jessica Ramos Valenzuela

Durante muchos años se dijo que consumir marihuana puede provocar depresión o al menos estados depresivos considerables. Con los años se fue descubriendo todo lo contrario, los estudios apuntaron que el cannabis podía servir como un tratamiento complementario para tratar la depresión, aunque aún esto se sigue debatiendo.

Ahora, para hacer honor a la verdad, la marihuana puede servir para tratar algunos síntomas que están relacionados con la depresión, no es que el cannabis cure o sane por sí solo este trastorno siquiátrico. Además, es importante recalcar que las dosis deben ser supervisadas por un especialista, por ende, no es llegar y auto medicarse.  Por lo demás hay que recalcar que el cannabis tiene distintos efectos en las personas, por lo que por ejemplo, la misma dosis o la misma cepa no producirá el mismo efecto en todos.

¿Por qué la marihuana podría ayudar a alguien que padece de depresión? Bueno, de partida se ha usado y con buenos resultados en quienes sufren de una depresión leve o moderada. Se ha visto que ayuda a mejorar el estado de ánimo y a bajar los niveles de ansiedad. Además, se ha visto que el uso del cannabis a modo medicinal, tiene mucho menos efectos secundarios que algunos remedios para tratar este mal.

Por otro lado, apareció hace un tiempo un estudio interesante publicado en la revista The Journal of Neuroscience que indicaba que se había descubierto que efectivamente una pequeña dosis de cannabis podría ayudar a combatir la marihuana, pero que si se aumentaba esa dosis, podía provocar el efecto contrario, vale decir, aumentar la depresión.

Por todo lo anterior, se hace imprescindible que quien padece de depresión acuda hasta donde un especialista para que pueda obtener un tratamiento adecuado según sea su caso.

 

¿Y tú qué opinas? Deja un comentario...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *